Ir al contenido principal

CARLES EL BOTIFLER

Mucho se habla estos días de religiones monoteístas y del odio, de matanzas en nombre de una fantasía, de un ser metafísico que nadie ha visto. Mucho se habla, también, de territorios considerados sagrados o predestinados por Dios o por la Historia, de pueblos con destinos en lo universal. Y es cierto que las tres religiones del libro se han zurrado de lo lindo por un fragmento de terreno que, vamos a ser honestos, es más bien triste, polvoriento y pedregoso.

Visto des de nuestro apacible Mediterráneo occidental, resulta fácil señalar a los depravados que se matan con ansia de exterminio y escandalizarnos con sus supercherías mortíferas. Pero, a decir verdad, por esta parte del mundo no vamos faltos de integrismos y de odios. Lo único que pasa aquí es que, por suerte, las alegres juventudes de la ANC no disponen de lanzacohetes, y no ha habido por ahora bombardeos des de Vic a Santa Coloma de Gramanet, Badalona o l'Hospitalet.

Fue el filósofo Jesús Mosterín (entre otros) quien demostró que el nacionalismo es lo más parecido a la religión, y es por eso que ambos usan esquemas mentales irracionales que son primos hermanos, una mística heroica, un imaginario antiguo y una simbología esotérica. Y luego están los santos y los mártires, las vírgenes y los sacerdotes. Y luego los herejes. Entre santo y mártir andaba el señor Puigdemont, pero ya va camino de la herejía por haberse puesto a hablar con el PSOE de Sánchez, ya saben, el demonio del 155.

¡Ni olvido ni perdón! gritaron en la ANC en octubre de 2017. Lo cual significa: al enemigo, ni agua. Y resulta que el señor Puigdemont se pone a negociar, como si se hubiese olvidado del holocausto. Ya levantan espadas justicieras en las catacumbas más identitarias, y no son pocas las voces muy independentistas que exigen la excomulgación del hombrecito de Waterloo. Más de uno habrá retirado el retrato del profeta de encima del piano, y lo habrá echado al contenedor del resto. Hay crujir de dientes en la cúpula del cardenalato independentista: a Junqueras ya le echaron del Panteón hace tiempo, Rufián redacta su currículum vitae y saca tres copias: una para la calle Ferraz, otra para Buenos Aires Kalea y la última para la calle de San Raimundo, barrio de Tetuán.

Se preparan hogueras purificadoras en los pueblos de la Cataluña más profunda, entre el olor de los purines, calçots y espetec. Quien aplaudió la quema del rey en efígie puede que lo lamente en cuanto vea arder su propia imagen, entre gritos de ¡mort als botiflers!. Quien alentó el odio puede que de repente descubra las bromas negras del Karma, que es el efecto boomerang pero en sánscrito. Quizás alguien dirá que Puigdemont fue el verso satánico de la religión indepe, o el Judas de Amer, o el monje Prisciliano de Gerunda. Entre los más bien situados para ejercer el nuevo papado independentista se encuentra la señora Clara Ponsatí, de nombre Clara, como la de Asís. Visionaria y pura, Clara cumple con el requisito de la edad provecta para ser el nuevo Papa. Perdón, la nueva Mamma.


 


Comentarios

  1. Una de las cosas que me hizo abrir la vista de que la mentalidad de estas personas no era la que yo me creía, fueron aquellas declaraciones de Carod Rovira, ex presidente de ER.
    Este señor, de semblante canónigo, es curioso, pero los dirigentes de ER tienen en su mayoría semblante de apostolado, pidió a los de ETA que dejaran de atentar en Cataluña, dado los intereses similares que tenían ambas regiones, (Euskadi y Cataluña, se entiende) (*), sin que se le cayera la cara de vergüenza.
    Dio por sentado que matar gente en Jaén, en Lugo, en Burgos o en Alicante era cuanto menos normal, porque no había los mismos intereses, pero hacerlo en Cataluña rompía todos los esquemas y entraba dentro de la anormalidad.
    Es la visón generalista de estas personas. Su odio permanente y visceral contra todo aquello que no signifique lo suyo.
    Salut
    (*) https://elpais.com/diario/2002/09/10/espana/1031608806_850215.html

    ResponderEliminar
  2. Mucho peor el artículo escrito durante las manifestaciones del 15M. Xenofobia y odio puro y duro: https://www.naciodigital.cat/opinio/1964/indignacio-espanyola

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PUIGDEMONG PEZIDÉN

Que el "procés" ha muerto es una evidencia y no es opinable. Quienes nos enfrentamos al secesionismo durante los años lúgubres sabíamos que todo terminaría en las urnas, cuando la ciudadanía dejara de darles la mayoría absoluta a los partidos del nacionalismo identitario. Solo podía ser de ésta manera, con su derrota electoral: no iban a poder ni los jueces ni la policía. Y eso es lo que ha sucedido, por fin. Hemos tenido que esperar muchos años pero ya ha sucedido. Aunque todavía no sea el momento de festejarlo a lo grande, les confieso que yo ha he brindado por la derrota del independentismo, que ha perdido más de un millón de votos respecto de 2021.  De modo que el señor Feijóo miente cuando dice que el "procés" está muy vivo. No miente por ignorancia (aunque la ignorancia no le es ajena). Feijóo miente por interés: es al PP a quien le conviene mantener al procés en estado zombi para dar miedo. Las estrategia de la derecha suelen ser siempre las mismas: crear mie

TAREK Y UN INSTITUTO EN LAS AFUERAS

Tarek nació en España, en una ciudad de la provincia de Barcelona. Sus progenitores son de Marruecos y emigraron para dar un futuro mejor a sus hijos: el padre era pastor, albañil y analfabeto, y también hacía recados con su furgoneta. La madre, ama de casa, analfabeta. Una vez en España, la familia encontró un piso compartido con otras dos familias en un barrio periférico de pequeños bloques construido para alojar a las familias que una antigua riada dejó sin casa. El padre encontró trabajos esporádicos en la construcción y el transporte. La madre limpia pisos por toda la ciudad y sus aledaños, todo en dinero negro. El padre decidió que estarían en este barrio hasta que las cosas mejoren. Pero las cosas no mejoraron, y las opciones e salir del barrio se empequeñecen. Ya no cree que jamás pueda salir de aquí. Quizás Tarek lo consiga, si sale adelante con los estudios. Tarek cursó la educación primaria con dificultades por el idioma, en la escuela del barrio. La mayoría del alumnado es

NIÑOS SOÑANDO CON MARCAS CARAS

Aunque me vean en la fotografía ataviado con una kandora, nunca fui musulmán. Apenas ligeramente cristiano. Nunca me han interesado mucho las religiones, más allá del gusto por la simbología, esas iconografías densas o delicadas, a veces atroces en el relato del martirologio, la atracción por la muerte o su facilidad por pintar mundo invertidos e imposibles (los últimos serán los primeros). Me atrajeron los iconos rusos, los capiteles románicos, la poesía mística y trasnochada. Me horroriza el pan de oro en las esculturas y el sadismo gratuito e incomprensible de Yahvé, el dios que se se comporta como un niño iracundo y malcriado. De Jesús me gusta todo menos su pretensión de divinidad, solo en lo humano le comprendo, aunque comprendo mejor al budismo y a los valores del estoicismo y a Epicuro. Después de leer "El Anticristo" de Nietszche o el diáfano "Porque no soy cristiano" de Russell, se me borró cualquier atisbo de creencia. Aún sigo, sigo creyendo en que no se