Ir al contenido principal

Otro apocalipsis tras la esquina


Por si no hubiera bastante con la canícula, nos aguarda otro apocalipsis español. Los medios más recalcitrantes hablan de un gobierno secuestrado por un prófugo de la justicia, de un chantaje, de un desastre, la mayor calamidad imaginable: la destrucción de España. Por otro lado, los medios catalanes (hablo de Tv3) cuentan que Armengol ha salido elegida para su cargo con los votos de ERC y Junts, obviando el 90% de los votos restantes. Hace mucho tiempo que desapareció el periodismo y solo veo propagandistas, o pobres trabajadores que pretenden agradar al amo.

Que los partidos de la izquierda pacten para formar gobierno es legítimo, del mismo modo que lo es que pacten con partidos muy a su derecha y que, en realidad, son mucho más próximos al PP que a PSOE+Sumar: me refiero a Junts y al PNV. Que nadie se olvide de que se trata de dos partidos muy pero que muy de derechas: por favor, que los medios dejen de hablar de coalición "progresista". Y recuerden que la alcaldesa de Ripoll (Aliança Catalana, escisión de Junts) se declara cercana a VOX, partido del cual solo le separa alguna cuestión (la banderita, por supuesto).

Supongo que el principal indicio del desastre está en la presencia del señor Puigdemont en este circo. Puigdemont aporta tan solo seis diputados y ha perdido a un montón de votantes. Aún así, no me gustaría tener que negociar nada con este señor, cuyo sentido de la realidad es dudoso, cuya actitud es quijotesca y empecinada. Pero, a la vez, no se puede olvidar que el señor Puigdemont tiene como primer objetivo al señor Puigdemont. Y me explico: cada vez más ausente y más prescindible, su mayor interés es recuperar algo de protagonismo y resolver lo suyo. Negociar con este hombre es negociar con alguien que, en primera -y única-  instancia, pregunta: ¿Qué hay de lo mío?. Un dato: Puigdemont se ha erigido en negociador exclusivo de su partido. Supongo que para poder negociar lo suyo sin testigos. 

Incomprensiblemente, los medios de la derecha nacional nombran a Puigdemont a cada momento y su nombre aparece en las portadas del ABC, de La Razón y de El Mundo. Incomprensiblemente también, la aparición de Puigdemont cual virgen resplandeciente encima de un olivo ha provocado el olvido de ETA, aquello que tanto horrorizó al periodismo ultramontano hasta hace cuatro días. Tienen a un nuevo demonio. Y por fin, también resulta sorprendente (pero no incomprensible) que en Tv3 no se mencione al señor de Waterloo. Se puede inferir que la instrucción oficial al canal público es hablar de Junqueras y de Aragonès, y soslayar al prófugo. (En lugar de Puigdemont, Tv3 presenta a la señora Míriam Nogueras, de verbo corto y mirada estrábica, errática, todavía sin comprender como ha llegado hasta aquí). 

España ha resistido a fenómenos y a personajes mucho peores que Puigdemont y aquí está, más o menos saludable, razonablemente entera. Soportó al carlismo y a los infinitos golpes de estado del XIX, superó a una guerra civil y a la dictadura de Franco, lidió con ETA y la derrotó: ¿quién es Puigdemont al lado de los males que ha tenido que soportar el país? Una España que refleje la diversidad en sus instituciones no es el fin de España y recuerden que estamos en la UE, que es quien pone los límites.

Les confesaré que estoy cada vez más cerca del jacobinismo, y que creo en la necesidad de un estado por encima de las naciones, de un patriotismo constitucional. Pero eso no me impide aceptar la pluralidad, ya que la pluralidad es la realidad. Del mismo modo que España fue capaz de derrotar a ETA y de arrastrar a sus seguidores hacia la democracia y el sentido de estado, mucho más capaz será de convencer a los separatistas catalanes de que solo hay una realidad (aunque muchas verdades) y de que ésta se encuentra en el Congreso. 

Comentarios

  1. Pensar que todas las opiniones son iguales de valiosas y respetables ha facilitado el auge de la post-verdad.
    Ahora ya no hay verdades, hay interpretaciones.
    Aceptar como válido que una persona se crea poseedora de pertenecer a una estirpe que tiene un ADN diferente, o posee un "fet diferencial" respecto al resto de los mortales, es simplemente una interpretación.
    Pero te he de decir, mi buen Lluis, que tengo cierta aprehensión con este señor que ha tapado el nombre del partido socialista para arrancarse con lo de progresista, que dicho sea de paso, suena a neo-peronismo, y lo tengo en tanto en cuanto recuerdo las palabras de Cuartango: " Cada vez es más arriesgado expresar opiniones que contradicen los estereotipos con los que hay que comulgar si uno no quiere ser tachado de machista, de racista o de fascista"
    Los nacionalismos nos han llevado a un nuevo revisionismo, tal como suena.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los fenómenos naturales (incluídos los humanos) siguen el dibujo de la campana de Gauss. Dicho de un modo más básico: todo lo que sube, baja. Tras el desequilibrio viene un nuevo equilibrio. Solo hay que tener paciencia. El nuevo equilibrio se ajusta mejor a los tiempos que corren, y así hasta la eternidad ( o hasta el fin de los tiempos). Yo mismo estoy generando un rechazo visceral hacia los conceptos del "veganismo" y de otras ocurrencias del "pensamiento correcto", y a la vez me doy cuenta de que todo esto bajará y nos encontraremos en un nuevo equilibrio.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. En el lateral de Tot hay un enlace, ahora casi abajo de todo, que se titula Nueva Revista. Su director es José R Ayllón, un filósofo muy bueno. Hay un escrito firmado por Felipe Gonzalez, lo dejo aquí: https://www.nuevarevista.net/ponganse-de-acuerdo/
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Como la
    Ser , se
    convirtió,
    queriendo,
    o sin querer,
    en la emisora
    oficial de este
    gobierno .

    ResponderEliminar
  5. "Del mismo modo que España fue capaz de derrotar a ETA y de arrastrar a sus seguidores hacia la democracia y el sentido de estado, mucho más capaz será de convencer a los separatistas catalanes de que solo hay una realidad (aunque muchas verdades) y de que esta se encuentra en el Congreso".... dius. D'acord, i és per això que és imprescindible Puigdemont, que a més ho ha entés a la primera, encara que em temo que Laiura Borrrás no, El tuit d'ahir de Puigdemont és genial. d'home d'Estat o de 'murri' d'Estat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He vist el tuit de Puigdemont i m'ha sorprès aquest atac de realisme que acaba de tenir. Però això em certifica que Puigdemont està negociant la seva situació personal, i sap que només la pot negociar amb el Psoe.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HABLE (Y ESCRIBA BIEN) EN CRISTIANO

Sabrán ustedes que la Generalitat de Cataluña se empeña en mantener la lengua catalana con oxígeno en vena y desfibriladores en cada esquina. Sabrán que, asociada con la Plataforma per la Llengua, procede a una rigurosa vigilancia de la lengua que usa la ciudadanía y, en especial, los trabajadores públicos. Es conocida, por bochornosa, la vigilancia en los patios de las escuelas. También es conocido el numeroso voluntariado que, por idealismo patrio, dedica parte de su vida a la labor de investigación, denuncia y amonestación en vivo o en las redes, y que señala a los malos patriotas o, simplemente, a la ciudadanía que les gustaría expulsar del mapa. Que se'n vagin! Sin embargo, la realidad resiste tal como suele hacerlo. Si hace 60 millones de años un enorme cometa pretendía terminar con los dinosaurios, resulta que solo se cargó a los mastodontes. Pequeños y medianos campan tan panchos, por aquí entre nosotros. (Quizás no se les ve muy felices, pero aquí están con sus trinos y su

EL FRACASO MORAL CATALÁN

The Objective, 2021 Con pocas horas de diferencia he escuchado a Marta Rovira y a Josep Rull. En ambos hay algo extemporáneo. Rull habla de la potencia simbólica de su nombramiento como presidente del Parlamento regional tras pasarse unos años engrilletado (sic). Rovira, de un país del que conoce sus verdaderas necesidades. Creo los dos solo pretenden mantener sus propios privilegios, sus cuotas de poder bien repartidas. El nacionalismo catalán no sale del feudalismo, ahora más tecnológico. Los años del procés nos habituaron a este lenguaje abstracto sobre entidades predemocráticas: la nación, el pueblo, las esencias, la lengua propia . Quizás ahora le han añadido los trenes, más que nada por nombrar algo tangible. ¡Los trenes! Si ustedes conocen los Ferrocarriles de la Generalitat sabrán quienes viajan en esta línea, y también deberían saber quien viaja con Renfe. Hablamos de las dos líneas, casi paralelas, que van de Barcelona hacia el Vallès (Terrassa, Sabadell). Renfe transita Badi

UNA LLENGUA PERVERTIDA

Fa anys que escric en castellà en aquest blog. Fou el fruit una decisió pensada, tot i que també el resultat d'una reacció. No obstant això, la meva llengua materna és el català. No tan sols això: el català és la llengua que intento ensenyar cada dia a l'alumnat, des de fa molts anys. La meva professió, allò al qual dedico hores i esforç. A un alumnat d'altres llengües maternes. I els asseguro que no és fàcil ni agraït. I no tan sols això: gairebé tot el que he publicat en paper ho he fet en llengua materna. Seria absurd imaginar que sento odi per l'idioma en què em parlava la mare. No odio el bressol. Si li trobo més o menys plaer a la vida és una altra qüestió, això tampoc no és fàcil en aquest món. Però tenir el català com a llengua materna no m'identifica més que tenir els cabells negres (ara grisos), els ulls marrons o un lleuger dolor al genoll dret. M'ha tocat així i ho accepto i ho estimo en aquesta mesura. No aniria a una guerra dels que sentim dolor al