Ir al contenido principal

Otro apocalipsis tras la esquina


Por si no hubiera bastante con la canícula, nos aguarda otro apocalipsis español. Los medios más recalcitrantes hablan de un gobierno secuestrado por un prófugo de la justicia, de un chantaje, de un desastre, la mayor calamidad imaginable: la destrucción de España. Por otro lado, los medios catalanes (hablo de Tv3) cuentan que Armengol ha salido elegida para su cargo con los votos de ERC y Junts, obviando el 90% de los votos restantes. Hace mucho tiempo que desapareció el periodismo y solo veo propagandistas, o pobres trabajadores que pretenden agradar al amo.

Que los partidos de la izquierda pacten para formar gobierno es legítimo, del mismo modo que lo es que pacten con partidos muy a su derecha y que, en realidad, son mucho más próximos al PP que a PSOE+Sumar: me refiero a Junts y al PNV. Que nadie se olvide de que se trata de dos partidos muy pero que muy de derechas: por favor, que los medios dejen de hablar de coalición "progresista". Y recuerden que la alcaldesa de Ripoll (Aliança Catalana, escisión de Junts) se declara cercana a VOX, partido del cual solo le separa alguna cuestión (la banderita, por supuesto).

Supongo que el principal indicio del desastre está en la presencia del señor Puigdemont en este circo. Puigdemont aporta tan solo seis diputados y ha perdido a un montón de votantes. Aún así, no me gustaría tener que negociar nada con este señor, cuyo sentido de la realidad es dudoso, cuya actitud es quijotesca y empecinada. Pero, a la vez, no se puede olvidar que el señor Puigdemont tiene como primer objetivo al señor Puigdemont. Y me explico: cada vez más ausente y más prescindible, su mayor interés es recuperar algo de protagonismo y resolver lo suyo. Negociar con este hombre es negociar con alguien que, en primera -y única-  instancia, pregunta: ¿Qué hay de lo mío?. Un dato: Puigdemont se ha erigido en negociador exclusivo de su partido. Supongo que para poder negociar lo suyo sin testigos. 

Incomprensiblemente, los medios de la derecha nacional nombran a Puigdemont a cada momento y su nombre aparece en las portadas del ABC, de La Razón y de El Mundo. Incomprensiblemente también, la aparición de Puigdemont cual virgen resplandeciente encima de un olivo ha provocado el olvido de ETA, aquello que tanto horrorizó al periodismo ultramontano hasta hace cuatro días. Tienen a un nuevo demonio. Y por fin, también resulta sorprendente (pero no incomprensible) que en Tv3 no se mencione al señor de Waterloo. Se puede inferir que la instrucción oficial al canal público es hablar de Junqueras y de Aragonès, y soslayar al prófugo. (En lugar de Puigdemont, Tv3 presenta a la señora Míriam Nogueras, de verbo corto y mirada estrábica, errática, todavía sin comprender como ha llegado hasta aquí). 

España ha resistido a fenómenos y a personajes mucho peores que Puigdemont y aquí está, más o menos saludable, razonablemente entera. Soportó al carlismo y a los infinitos golpes de estado del XIX, superó a una guerra civil y a la dictadura de Franco, lidió con ETA y la derrotó: ¿quién es Puigdemont al lado de los males que ha tenido que soportar el país? Una España que refleje la diversidad en sus instituciones no es el fin de España y recuerden que estamos en la UE, que es quien pone los límites.

Les confesaré que estoy cada vez más cerca del jacobinismo, y que creo en la necesidad de un estado por encima de las naciones, de un patriotismo constitucional. Pero eso no me impide aceptar la pluralidad, ya que la pluralidad es la realidad. Del mismo modo que España fue capaz de derrotar a ETA y de arrastrar a sus seguidores hacia la democracia y el sentido de estado, mucho más capaz será de convencer a los separatistas catalanes de que solo hay una realidad (aunque muchas verdades) y de que ésta se encuentra en el Congreso. 

Comentarios

  1. Pensar que todas las opiniones son iguales de valiosas y respetables ha facilitado el auge de la post-verdad.
    Ahora ya no hay verdades, hay interpretaciones.
    Aceptar como válido que una persona se crea poseedora de pertenecer a una estirpe que tiene un ADN diferente, o posee un "fet diferencial" respecto al resto de los mortales, es simplemente una interpretación.
    Pero te he de decir, mi buen Lluis, que tengo cierta aprehensión con este señor que ha tapado el nombre del partido socialista para arrancarse con lo de progresista, que dicho sea de paso, suena a neo-peronismo, y lo tengo en tanto en cuanto recuerdo las palabras de Cuartango: " Cada vez es más arriesgado expresar opiniones que contradicen los estereotipos con los que hay que comulgar si uno no quiere ser tachado de machista, de racista o de fascista"
    Los nacionalismos nos han llevado a un nuevo revisionismo, tal como suena.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los fenómenos naturales (incluídos los humanos) siguen el dibujo de la campana de Gauss. Dicho de un modo más básico: todo lo que sube, baja. Tras el desequilibrio viene un nuevo equilibrio. Solo hay que tener paciencia. El nuevo equilibrio se ajusta mejor a los tiempos que corren, y así hasta la eternidad ( o hasta el fin de los tiempos). Yo mismo estoy generando un rechazo visceral hacia los conceptos del "veganismo" y de otras ocurrencias del "pensamiento correcto", y a la vez me doy cuenta de que todo esto bajará y nos encontraremos en un nuevo equilibrio.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. En el lateral de Tot hay un enlace, ahora casi abajo de todo, que se titula Nueva Revista. Su director es José R Ayllón, un filósofo muy bueno. Hay un escrito firmado por Felipe Gonzalez, lo dejo aquí: https://www.nuevarevista.net/ponganse-de-acuerdo/
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Como la
    Ser , se
    convirtió,
    queriendo,
    o sin querer,
    en la emisora
    oficial de este
    gobierno .

    ResponderEliminar
  5. "Del mismo modo que España fue capaz de derrotar a ETA y de arrastrar a sus seguidores hacia la democracia y el sentido de estado, mucho más capaz será de convencer a los separatistas catalanes de que solo hay una realidad (aunque muchas verdades) y de que esta se encuentra en el Congreso".... dius. D'acord, i és per això que és imprescindible Puigdemont, que a més ho ha entés a la primera, encara que em temo que Laiura Borrrás no, El tuit d'ahir de Puigdemont és genial. d'home d'Estat o de 'murri' d'Estat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He vist el tuit de Puigdemont i m'ha sorprès aquest atac de realisme que acaba de tenir. Però això em certifica que Puigdemont està negociant la seva situació personal, i sap que només la pot negociar amb el Psoe.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La carne roja de Ternera

A veces España se conjura para permanecer en el pasado. Para permanecer a finales del XIX o a principios del siglo XX, cuando se fraguaba la guerra civil, esa guerra tan larga y tan desastrosa. Hay algo enquistado en esa pobre España que se revuelve en la sangre y goza en ella. Parece que España solo cree en la sangre: por eso los toros, por eso la guerra. Parece que España solo existe cuando está enfrentada consigo misma, cuando es tierra de odio.  Ahora le ha tocado a Jordi Évole, periodista que empezó haciendo gracias en la Tv y se pasó al lado serio. A la reflexión. Évole produjo uno de los mejores documentales que he visto sobre el "procés" catalán, y lo hizo en "Salvados". El reportaje sobre el procés no le gustó a nadie, y eso indica que es bueno. Consiguió, entonces, momentos memorables como el momento de Urkullu o la discusión entre Artur Mas y Zapatero . Ahora todo el mundo, incluso yo, habla de un nuevo documental que no hemos visto: "No me llame Ter

LENGUA DE TRAPO

En el aula hay 22 personas. El alumnado procede de 6 nacionalidades distintas, ninguna de las cuales es la española. Niñas y niños de Marruecos, Ecuador, Paquistán, Senegal, Paraguay y Colombia. Nacionalidades distantes entre sí. Su único común denominador es la pobreza, ese factor universal que nos recuerda la condición del 80% de la población mundial. Eso es lo único homogéneo, el idioma común. La lengua materna es el árabe dariya y el amazigh (de bellísima escritura), el guaraní, el español latinoamericano, el urdu y el wolof. Muchas madres comprenden el español con dificultad, y alguna puede comprender un poco el catalán.  Los niños y las niñas se expresan en catalán -con algunas dificultades- en el aula, pero en cuanto ponen un pie fuera de ella usan esa lengua franca, el español. Eso es la realidad. La realidad es eso tan tozudo y que presenta un problema fundamental: que es real. A veces hay una maestra (voluntariosa o temerosa de perder el trabajo) que le suelta a una niña: -Al

Cuando el dedo señala a Boladeras, Ballart mira el dedo

El señor Ballart construyó un equipo de gobierno municipal con los criterios del populismo estricto y con las ideas del personalismo egoísta. Hay una cierta venganza de Hamlet provinciano en su regreso. Usó la teoría de los microgrupos en su campaña. Pura demagogia tecnológica. Para ello invitó a una actriz decadente, cuyos mayores papeles siempre fueron dulcemente secundarios. También invitó a una directora de escuela cuyos méritos siempre quedarán por demostrar. Que la actriz esté fuera de los focos importa poco. Que la directora de la escuelita recibiese una Creu de Sant Jordi de manos de Quim Torra (sin dudad alguna, el peor presidente de la Generalitat), también parece que le importase muy poco. O del revés: para uno que se cree algo, lo mejor es rodearse de dudosos. Los adláteres dudosos engrandecen al actor principal, lo encumbran y lo sostienen. Aún recuerdo cuando aquella directora de escuelita reunió a los alumnos y a los maestros en el patio de la escuela y les exhibió su Cr