Ir al contenido principal

Y LUIS RUBIALES LE HIZO UN FAVOR A ESPAÑA

El señor Rubiales, sin quererlo y sin ni tan siquiera saberlo, ha mejorado a España. Lo suyo es un sacrificio encomiable, por el que será recordado. Su testarudez, su actitud bovina (más de buey que de vaca) muestra el rostro más triste y más profundo de un machismo antiguo y grotesco que quiere permanecer, justificarse y enquistarse en una España que ya no es como él piensa.

Y también abre la pregunta: ¿no será que el problema es el fútbol?. O dicho de otra forma: ¿no es el fútbol una reserva espiritual del machismo español? La pregunta es pertinente: no se me ocurre otro ámbito de la sociedad en la que este tipo de actitudes se puedan dar con tanta desfachatez. Y a la vez: quien afirma que los medios han magnificado el caso, y que eso es un linchamiento público, deberían reflexionar sobre la dimensión exagerada que esos medios le dan a un deporte.

Poco a poco, el origen del problema se diluye como el azucarillo en el café: aquél beso forzado se convierte en detalle, quizás exagerado por el ruido: la contribución de Rubiales a la modernización de España está en todo lo que ha hecho luego, en su celebración altanera, su orgullosa exhibición de testosterona. Rubiales, tras el beso, ha querido mostrar el fantoche prepotente y estúpido que lleva dentro y que simboliza algo  

Y luego, otra anécdota ibérica: esa madre encerrada nada más y nada menos que en una iglesia, en huelga de hambre: ¿penitencia a la española?. La España que se resiste a la modernidad se encierra en una iglesia, lugar en el que la señora percibe como refugio de las viejas reliquias de un mundo que se fue.

Al señor Rubiales le agradecemos que su gesto haya mostrado a una España que se despide de esos machos míticos que parecían enquistados en su imaginario: Curro Jiménez ya se fue y el propio Rubiales, tras su servicio al país, quedará como el vago fantasma de una masculinidad residual, como el eco de un chiste malo que ya no se comprende.

Comentarios

  1. La ley del solo
    si es si, soltó
    a 1170 y tantos
    violadores, alguno
    de los cuales, obvio,
    han vuelto a las
    andadas, ahí lo
    dejo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a eso le llamaría yo "aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid", y creo que no viene a cuento. La Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual (mejor que "ley del solo si es si") tiene errores obvios, pero ese número que citas es falso: muchos de estos habrían sido excarcelados igualmente y, por otro lado, hay algo muy grave que afecta al machismo de la clase judicial. Jamás los jueces se habían puesto a revisar tantas condenas como en esta ocasión, algo muy sintomático de ese machismo que se irá yendo por el desagüe y por el transcurrir de la historia. Ahí lo dejo.

      Eliminar
  2. Pero...
    Luego, si el fútbol es la reserva espiritual del machismo español,
    y al futbol juegan equipos compuestos de hombres y mujeres
    las mujeres también son parte de la reserva espiritual de ese machismo.

    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En qué equipo federado juegan hombres y mujeres? Por otra parte: por más mujeres que jueguen al fútbol, el machismo está ahí y no se les puede acusar de machistas. Si en un pueblo racista viven 10 negros ¿esos 10 negros son racistas?

      Eliminar
    2. Te tengo que
      recordar cómo
      se trataron los
      hutus y los tutsis?,
      o los chiies y suníes?
      ya que hablas de
      racismo, a mi
      juicio , este no o
      es europeo, es
      simplemente un
      asunto de cabezas
      mal amuebladas .

      Eliminar
    3. Sigues llevando el asunto a otro terreno, muy alejado del machismo futbolero. Y sigo sin comprender donde ves el nexo. Por otra parte: el racismo se creó con la colonización europea para justificar el exterminio de pueblos africanos, asiáticos y etc. El racismo es la argumentación de la superioridad de una "raza", fenómeno que no tiene nada que ver con las guerras entre hutus y tutsis, y menos todavía entre chiíes y suníes, que es una guerra religiosa. El IRA irlandés asesinaba a ingleses o a irlandeses unionistas con un pretexto nacionalista y religioso (protestantes contra católicos) y a nadie se le ocurriría decir que era un caso de racismo. Hay muchos libros que cuentan muy bien la aparición del racismo, y te recomiendo "Exterminad a todos los salvajes", Sven Lindqvist, editorial Turner.

      Eliminar
    4. Y por supuesto se trata de ignorancia y de cabezas mal amuebladas. Pero esas cabezas huecas necesitan un entorno referencial, ya que de otro modo se quedan largando sus chorradas con el codo apoyado en la barra de la taberna.

      Eliminar
  3. Como algunos sigáis diciendo burradas no es posible el diálogo.

    Participo de tu criterio bien fundado, Lluis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apoyo, Fackel. Creo que el diálogo es la única vacuna contra las burradas y esa es una de las razones por las que uno crea un blog.

      Eliminar
    2. Déjame en paz
      Fackel, creía que
      te había quedado
      claro lo que hay
      conmigo .

      Eliminar
  4. O si mezclamos churras con merinas no iremos a ningún sitio. ¿Tanto cuesta utilizar el raciocinio que venga a cuento en lugar del apasionamiento inteoleante y fanático? Ya está bien.

    En lo que parece una anécdota -lo del personaje besucón- hay un trasfondo de tipo político, de negocios, de enchufismo, de caciquismo, de machismo dominante,. sí, porque el fútbol ha sido lo que ha sido siempre, y cada vez más turbio. Franco supo ver cómo ese deporte-negocio era una reserva o, mejor, un control social contra cualquier actitud de pensamiento y racionalidad colectivos. Hay una España que se resiste frente a una España que ha pugnado siempre por avanzar.

    "Hay un español que quiere
    vivir y a vivir empieza,
    entre una España que muere
    y otra España que bosteza."

    Eñ bostezo sigue llamando a la puerta de muchos, es más cómodo, pero un atraso. Y los tiempos han tomado otra dirección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El besucón podría se runa anécdota, pero una anécdota con categoría de paradigma de esta España que bosteza. Muy bien expresado. Las tragedia española.

      Eliminar
  5. Perdón, Lluis, pero no entiendo a que te refieres. Yo de entrada paso de fútbol, y me sobra absolutamente todo lo referente a él. Ahora bien, en este caso, no hay una sóla actuación. He visto varias referencias y he visto que quince de estas muchachas marcharon de la selección. Nadie dijo nada. Nadie preguntó. Nadie habló.
    Hoy se despotrica de un tipo que ha hecho varios episodios similares. Hasta ahora nadie ha hablado.
    A eso me refiero.
    No me refiero a otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi vida he visto un partido de fútbol, me parece lo más soso del mundo, ya sea masculino o femenino. Y es cierto que tras el suceso actual hay mucha bazofia, y que la RFEF es pura mafia corrupta y nadie osaba hablar. Por eso mismo tiene más valor lo que sucede ahora, ya que el besucón ha provocado un cambio. Ya lo sabes: España avanza a golpes de irracionalidad.

      Eliminar
    2. Lluís, no fotem, és impossible que no hagis vist ni un partit de futbol en ta vida.

      Eliminar
  6. Te voy a recordar un pequeño detalle del libro, Lluis, cuando mi progenitor apaleó a mi madre y le puso un ojo morado, lo signifiqué en el libro.
    Aquí, Lluis, te diré dire que las únicas que han tenido dignidad fueron las que marcharon de la selección, que hicieron como mi madre de su progenitor.
    Las otras, las que se quedaron, Jenifer incluida, prefirieron tragar con él, y con el sistema que lo ha mantenido al frente. ¿Me has entendido ahora?
    No quería hablar de la Pepita, pero hay que tener un par y denunciar , a pesar de que las que se quedaron aprovecharon la ocasión. Si no hubiera habido esa bellaquería del Rubiales, que no fue la única, de este elemento, hubieran sido todos héroes,y nadie, ahora, hubiera denunciado nada.
    Creo que me he explicado con claridad meridiana.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo comprendo perfectamente. Lo que pasa con el machismo lo cuentas tu también: las que denuncian son una minoría. Pero no se puede acusar de complicidad a las que no se atreven. La política es, justamente, facilitar la denuncia.

      Eliminar
  7. El fútbol de machos(perdón hombres),es de contacto, de fuerza, de agilidad algunas veces bronco y otras de gran belleza. Supongo que como dices lo que dices, no vas al fútbol ni te interesa verlo por televisión.Yo te lo cuento, porque con mi mujer nos vemos casi todos por la tele de pago. No hay mejor espectáculo de belleza(no entro en las nobles artes)de ver la costumbre que tienen los espectadores en Donosti ,chicos y chicas con el brazo sobre el hombro del próximo/a saltando cantando. No te digo nada, en los campos de mi Betis y de mi Sevilla(el arrebato) cantando sus himnos, padres, madres e hijos,todos a una mostrando sus bufandas, SE TE HIELA LA SANGRE, como decimos en Andalucia, a ambos he asistido.
    En Bilbao,igual.En Valencia con sus bandas....No hay machismo.En los jugadores, cómo traen a sus hijos y esposas a celebrar si han ganado alguna copa.
    lo que te digo lo puedes ver en cortos en YouTube,basta que pongas "himno del Sevilla"
    Lo que ha pasado con Rubiales,es otra cosa que mejor no entrar,no es el sitio más adecuado, por la forma en que tratas al fútbol.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, no veo fútbol ni me interesa. Pero no tengo ningún prejuicio. Simplemente me aburre, como el resto de los deportes. Los deportes están para practicarlos, pero mirarlos me parece absurdo. Aún así, puedo entender que ver un partido despierte emociones, por supuesto. Lo mismo pasa viendo una buena peli o leyendo una buena novela. O paseando por un bello paisaje. El problema ( y la virtud) de las emociones es que son irracionales, y eso nos impide ver.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Y ya para acabar, Lluis, al menos por mi parte. Porque deseo aclarar la parte "las mujeres también son parte de la reserva espiritual de ese machismo" de mi primera respuesta.
    De mi progenitor recuerdo dos cosas: las palizas que le dió a mi madre y otra en la que me rompió un palo de escoba en la espalda por defenderla en una ocasión. Tengo 70 años, y no me he olvidado.
    Mi madre no denunció igual que NO DENUNCIARON las 15 que marcharon. Antes no se podía, ahora si se puede.
    Quedaron 17 que sabían muy bien lo que había dentro, las que NO marcharon y además se aprovecharon de las vacantes, tal como suena.
    Las heroínas, las verdaderas heroínas, las que perdieron los dineros de la estancia, la oportunidad de estar, la fama, y de las que se dijo que marcharon por "una pataleta"; estas fueron las que les plantaron cara al Rubiales y al Vilda .
    Ellas no se corresponden a la "reserva espiritual de ese machismo", las otras, sino pasa lo que pasó, lo son, porque con su silencio les protegieron (a Rubiales y a Vilda), y nadie ha preguntado ni dice nada, ¿qué pasó?.
    Para mi ahí está la fuerza de estas chicas, en las que como la Pepita marcharon de su casa, dejaron al "jefe" y se fueron con dignidad y cerrando la boca, a riesgo de salir perjudicadas cuando les preguntaban a las que se habían quedado que es lo que había pasado.
    Si hubieran marchado las 15 más las 17, seguro que el Rubiales y el Vilda hubieran tenido que dar explicaciones ¿o no?.
    Begoña Román, mi profesora de Ética Aplicada, siempre me decía lo mismo:
    Todas las cosas tienen precio, menos las personas, que tienen dignidad.
    Recibe un abrazo con todo el amor del mundo.

    ResponderEliminar
  10. Buenas noches lo que esta cada vez más claro es que no fue un abuso, no hay trauma ni leches y cada vez salen más videos para demostrarlo. Me acaban de mandar uno que voy a colgar en mi blog donde en el avión de vuelta le piden otro beso a Rubiales. Esto es una caza de brujas moderna y ya esta. Mientras ni una sola palabra, ni uno solo detalle con la mujer empalada en Francia o las múltiples víctimas de verdaderas violaciones (solo cuando el violador es blanco y español). No sea que alimentemos el discurso de la "ultraderecha". Y asi con todo. Y yo no veo futbol de hecho ni vi la final cuando gano España hace años ni he visto esta, ni tampoco he visto esta persecución contra este impresentable por los múltiples indicios de corrupción y esa mirada a otro lado por los sobornos a determinados árbitros en beneficio de determinados clubs.
    Tampoco he visto manifestaciones por llevar a la victima del marido de Oltra encadenada a declarar al Juzgado, ni tampoco he visto manifestaciones cuando a esa pobre chica violada le han hundido la vida y la han echado del trabajo por persecución desde organismos de poder y ha esta chica el marido de Mónica le cogía la mano y la obligaba a hacerle unas pajas. Hay una doble moral asquerosa y repugnante.
    Me gustaría que no nos dieran el Mundial y me gustaria que ni nos clasificásemos para él. Estoy harto de futbol hasta la sopa y estoy cansado de estos hipócritas y fariseos que juzgan los hechos no por los hechos, sino por quien los comete. No hubo abuso ni leches, hay imágenes hasta en la sopa que lo demuestran claramente y a esta chica le están arruinando la vida metiendola en un torbellino ideológico que será difícil de quitarse de encima.
    No se si el fútbol es machista, imagino que habrá machistas en el futbol como les hay en el ajedrez, pero no se puede juzgar un todo por una parte. Rubiales nunca debió estar donde esta.
    Un saludo Lluis y cuidate.

    ResponderEliminar
  11. " a esta chica el marido de Mónica le cogía la mano " me "enmiendo".
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Hombre Luis, escribe de lo que te gusta, me parece la lectura, del independentismo, de política(cuando te leo aprendo).Pero si no te gusta el fútbol, ni has visto un partido, no digas que el fútbol es machista, porque ofendes a mucha gente que hemos jugado y nos gusta ver el fútbol. Si me permites el consejo, claro
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Car res: si no eres capaz de ver el machismo en el fútbol tienes un problema de percepción.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PUIGDEMONG PEZIDÉN

Que el "procés" ha muerto es una evidencia y no es opinable. Quienes nos enfrentamos al secesionismo durante los años lúgubres sabíamos que todo terminaría en las urnas, cuando la ciudadanía dejara de darles la mayoría absoluta a los partidos del nacionalismo identitario. Solo podía ser de ésta manera, con su derrota electoral: no iban a poder ni los jueces ni la policía. Y eso es lo que ha sucedido, por fin. Hemos tenido que esperar muchos años pero ya ha sucedido. Aunque todavía no sea el momento de festejarlo a lo grande, les confieso que yo ha he brindado por la derrota del independentismo, que ha perdido más de un millón de votos respecto de 2021.  De modo que el señor Feijóo miente cuando dice que el "procés" está muy vivo. No miente por ignorancia (aunque la ignorancia no le es ajena). Feijóo miente por interés: es al PP a quien le conviene mantener al procés en estado zombi para dar miedo. Las estrategia de la derecha suelen ser siempre las mismas: crear mie

TAREK Y UN INSTITUTO EN LAS AFUERAS

Tarek nació en España, en una ciudad de la provincia de Barcelona. Sus progenitores son de Marruecos y emigraron para dar un futuro mejor a sus hijos: el padre era pastor, albañil y analfabeto, y también hacía recados con su furgoneta. La madre, ama de casa, analfabeta. Una vez en España, la familia encontró un piso compartido con otras dos familias en un barrio periférico de pequeños bloques construido para alojar a las familias que una antigua riada dejó sin casa. El padre encontró trabajos esporádicos en la construcción y el transporte. La madre limpia pisos por toda la ciudad y sus aledaños, todo en dinero negro. El padre decidió que estarían en este barrio hasta que las cosas mejoren. Pero las cosas no mejoraron, y las opciones e salir del barrio se empequeñecen. Ya no cree que jamás pueda salir de aquí. Quizás Tarek lo consiga, si sale adelante con los estudios. Tarek cursó la educación primaria con dificultades por el idioma, en la escuela del barrio. La mayoría del alumnado es

NIÑOS SOÑANDO CON MARCAS CARAS

Aunque me vean en la fotografía ataviado con una kandora, nunca fui musulmán. Apenas ligeramente cristiano. Nunca me han interesado mucho las religiones, más allá del gusto por la simbología, esas iconografías densas o delicadas, a veces atroces en el relato del martirologio, la atracción por la muerte o su facilidad por pintar mundo invertidos e imposibles (los últimos serán los primeros). Me atrajeron los iconos rusos, los capiteles románicos, la poesía mística y trasnochada. Me horroriza el pan de oro en las esculturas y el sadismo gratuito e incomprensible de Yahvé, el dios que se se comporta como un niño iracundo y malcriado. De Jesús me gusta todo menos su pretensión de divinidad, solo en lo humano le comprendo, aunque comprendo mejor al budismo y a los valores del estoicismo y a Epicuro. Después de leer "El Anticristo" de Nietszche o el diáfano "Porque no soy cristiano" de Russell, se me borró cualquier atisbo de creencia. Aún sigo, sigo creyendo en que no se