Ir al contenido principal

Eric Xun Li, visto lo visto


Eric X. Li es un tipo interesante al que hay que escuchar. Es probable que muchos vean en él al demonio de los negocios chinos, ese raro espécimen chino que es el capitalista comunista. O el comunista capitalista. En una conferencia de hace diez años que pueden ver con facilidad, perfectamente subtitulada, Li expone el modelo chino de política y economía y lo cuenta des de los valores culturales chinos que a nosotros nos pueden parecer incomprensibles.

Quizás haya datos de bienestar sobredimensionados, y quizás rehúye la pregunta sobre protestas que se dan allí, como en todas las partes del mundo.

Pero hay algo que me ha impresionado, y es el durísimo ascenso de los líderes en la jerarquía del Partido. Eric Li habla de una férrea meritocracia, de políticos de carrera que tardan 20 y 30 años en ascender hasta la cúpula. Incluso se permite algún chascarrillo sobre la corrupción: si la solución a la corrupción es el sistema democrático occidental, entonces ¿cómo es que hat tanta corrupción en los países de las democracias occidentales? Es decir: igual eso de la corrupción no sea un problema del sistema político, si no que tiene otro origen.

Li cuenta los diferentes escalones que debe subir un político, el largo proceso para demostrar que se es válido para gestionar presupuestos, empresas, para ser bien valorado por la población. Se lo ponen difícil y así saben que, el que llega arriba se lo ha trabajado a fondo. Y con una supervisión minuciosa que no solo evalúa sus estudios, su gestión, si no también su forma de vida, sus hábitos, su familia, su entorno.

Eric Li se permite también preguntarse adónde hubiese llegado George Bush de haber nacido en China y se responde enseguida: ¡no habría llegado ni a gobernador de un pequeño condado!

¡Anda! Me dije para mi mismo: ese Eric Li debería conocer a los políticos catalanes, esos mismos que ahora estampan su rostro en los pasquines de la calle. A veces me entretengo leyendo los currículums de esos líderes catalanes y me quedo atónito. Carreras sin terminar, gestión de la pequeña empresa familiar, un par de idiomas (catalán y castellano, por supuesto, como si hablar la lengua materna fuese un mérito que cabe reportar). Y luego, los que más, alcaldes de algún pueblecito, como nuestro Presidente regional o nuestro hombre que vuelve en coche, que estuvo unos meses en la alcaldía de Gerona (100.000 habitantes, menos de la mitad que los de Badalona, casi un tercio que los de Hospitalet de Llobregat). Pere Aragonès fue concejal de Pineda de Mar, pueblecito de 28.000 habitantes. En su currículum vitae hace constar que es miembro de Òmnium Cultural, de la ANC y de Médicos sin Fronteras. Pagar una cuota a una asociación ¿es un mérito que cabe reportar?

Aún así, el CV de Aragonès no es nada despreciable dentro de los parámetros su partido: Ernest Benach, que fue Presidente del Parlamento regional, no terminó estudios de ninguna clase y en su currículum hacía constar que fue casteller y monitor de esplai, para llenar un poco la página. En su misma época, una directora general de ERC exhibía, orgullosa, su título de Bachillerato como la máxima hazaña académica lograda. Esta es la gente que pretende nuestra confianza para gestionar millones y más millones de dinero público, teniendo en cuenta que siempre están pidiendo más y más millones. Y siempre piden en nombre de lo mismo: de su exquisita gestión, una exquisitez que todavía no ha visto nadie.

¿Adónde habrían llegado los políticos catalanes su hubieran nacido en China? Si, tal como dice Eric Li, George Bush no habría pasado de alcalde de pueblecito, nuestros líderes habrían podido ser, quizás, su mayordomo. Con todos los respetos por la mayordomía, que conste. 

Comentarios

  1. Y después se cabrean cuando digo que nos gobiernan los últimos de la clase ¡
    salut

    ResponderEliminar
  2. Mira te cuento una anécdota.Por mis actuaciones,en la mili estuve represaliado, ni siquiera pude hacer el curso a cabo. Había otros en la misma circunstancia(vascos,universitarios..).Eso no importó para que el capitán de la compañía me llamara,para la oficina,previa entrevista.Apenas aparecía y era yo el que tomaba las decisiones(en la sombra).La contabilidad,llevar la lista de permisos (muy importante)...A mi estupendo,tenía mi propio cuarto,rebajado de servicios,incluidas guardias.
    Un político es bueno si sabe rodearse de las personas técnicas bien formadas y que no le hacen la pelota ni les ríe la gracia.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PUIGDEMONG PEZIDÉN

Que el "procés" ha muerto es una evidencia y no es opinable. Quienes nos enfrentamos al secesionismo durante los años lúgubres sabíamos que todo terminaría en las urnas, cuando la ciudadanía dejara de darles la mayoría absoluta a los partidos del nacionalismo identitario. Solo podía ser de ésta manera, con su derrota electoral: no iban a poder ni los jueces ni la policía. Y eso es lo que ha sucedido, por fin. Hemos tenido que esperar muchos años pero ya ha sucedido. Aunque todavía no sea el momento de festejarlo a lo grande, les confieso que yo ha he brindado por la derrota del independentismo, que ha perdido más de un millón de votos respecto de 2021.  De modo que el señor Feijóo miente cuando dice que el "procés" está muy vivo. No miente por ignorancia (aunque la ignorancia no le es ajena). Feijóo miente por interés: es al PP a quien le conviene mantener al procés en estado zombi para dar miedo. Las estrategia de la derecha suelen ser siempre las mismas: crear mie

TAREK Y UN INSTITUTO EN LAS AFUERAS

Tarek nació en España, en una ciudad de la provincia de Barcelona. Sus progenitores son de Marruecos y emigraron para dar un futuro mejor a sus hijos: el padre era pastor, albañil y analfabeto, y también hacía recados con su furgoneta. La madre, ama de casa, analfabeta. Una vez en España, la familia encontró un piso compartido con otras dos familias en un barrio periférico de pequeños bloques construido para alojar a las familias que una antigua riada dejó sin casa. El padre encontró trabajos esporádicos en la construcción y el transporte. La madre limpia pisos por toda la ciudad y sus aledaños, todo en dinero negro. El padre decidió que estarían en este barrio hasta que las cosas mejoren. Pero las cosas no mejoraron, y las opciones e salir del barrio se empequeñecen. Ya no cree que jamás pueda salir de aquí. Quizás Tarek lo consiga, si sale adelante con los estudios. Tarek cursó la educación primaria con dificultades por el idioma, en la escuela del barrio. La mayoría del alumnado es

NIÑOS SOÑANDO CON MARCAS CARAS

Aunque me vean en la fotografía ataviado con una kandora, nunca fui musulmán. Apenas ligeramente cristiano. Nunca me han interesado mucho las religiones, más allá del gusto por la simbología, esas iconografías densas o delicadas, a veces atroces en el relato del martirologio, la atracción por la muerte o su facilidad por pintar mundo invertidos e imposibles (los últimos serán los primeros). Me atrajeron los iconos rusos, los capiteles románicos, la poesía mística y trasnochada. Me horroriza el pan de oro en las esculturas y el sadismo gratuito e incomprensible de Yahvé, el dios que se se comporta como un niño iracundo y malcriado. De Jesús me gusta todo menos su pretensión de divinidad, solo en lo humano le comprendo, aunque comprendo mejor al budismo y a los valores del estoicismo y a Epicuro. Después de leer "El Anticristo" de Nietszche o el diáfano "Porque no soy cristiano" de Russell, se me borró cualquier atisbo de creencia. Aún sigo, sigo creyendo en que no se