Ir al contenido principal

VOX EN TERRASSA

Se presentó la señora Alicia Tomás, concejal de Vox, en la puerta del colegio, acompañada de por lo menos un hombre, cámara en mano. Son las nueve de la mañana y las familias llevan a sus hijos. La señora concejal empieza su discurso, y la grabación recoge a esas familias y a sus retoños detrás de ella. Las palabras de la concejal aluden directamente a esa gente que, en su opinión, se llevan todas las ayudas públicas. Se refiere a los pobres de religión musulmana. Ella y su partido se presentan como la última muralla ante lo que no nombra, y que es la teoría de la gran sustitución.

Los penúltimos no quieren a los últimos, dijo Henry-Lévi. Desconozco el dato, pero es posible que Alicia descienda de emigrantes. Lo vimos durante el procés independentista, fenómeno supremacista del cual Vox parece un epígono, una prolongación que usa los mismos métodos, los mismos miedos, las mismas estrategias de confrontación para crear un escenario de pobres contra pobres, para dirigir el malestar hacia donde conviene.

El video de Vox Terrassa es muy breve pero está magnícamente editado para crear un relato de agresión. Uno de los padres del colegio, que lleva a su hija de la mano, increpa a la concejal para decirle que no puede gravar a menores, pero la edición del video lo presenta como un agresor masculino contra una mujer. Es ella misma quien grita "respete a una mujer". Cuando conviene, Vox es feminista. El populismo no conoce fronteras morales. Vox es el partido que, en Valencia se ausenta de los actos feministas del 8M y se pone a cantar Viva España. ¿A qué España rancia y casposa le cantan?

Miro los comentarios del video, que son lo que realmente me preocupa: esa gente sabe mucho sobre agitación social. Los comentarios son abrumadores, testosterónicos, agresivos. Presentan a una sociedad harta y en el límite, que aplaude con ganas el fin de la tolerancia y la rotura de la convivencia. Es una llamada a la tensión. Desean la guerra, esa guerra entre pobres de barrio pobre que los señoritos contemplarán des de las atalayas de sus chalés y sus haciendas.

Los maestros y las maestras de la escuela dedican muchas horas de su labor a construir convivencia, esperanza y cohesión, diálogo. Este laborioso ejercicio se puede arruinar con un minuto escaso de vídeo y además sale gratis. Y da frutos, unos frutos rechonchos y jugosos que podrían ser votos, aunque Vox no solo quiere votos. Quiere malestar, río revuelto. Cuanto peor, mejor. El patriotismo de Vox quiere una patria violenta, la construcción de una identidad nacionalista edificada sobre el "que se jodan los más pobres" porque yo estaba antes aquí y esto es mío. 

Puede que el mundo avance, cegado, hacia un paisaje de violencia, la victoria del fuerte. Mientras eso no suceda, la señora Tomás debe saber que en las aulas seguiremos trabajando cada día, cada hora, cada instante para crear diálogo y democracia: igualdad, libertad, fraternidad. 


Comentarios

  1. Son mala gente, Lluís, mala gente.
    Ellos, lo has dicho tú, y muy bien dicho, no quieren votos, quieren malestar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Són gentussa, però saben el que es fan, el que els fa encara pitjors.

    Salut.

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo ,
    el único que
    crea malestar,
    es Sánchez ,
    cometiendo
    los desmánes
    que comete,
    es que el
    atentado en
    Las ramblas
    está olvidado?

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. https://www.eldiario.es/cultura/experimento-cueva-ladrones-enfada-politica_129_10910557.html

    Adjunto enlace de algo que me ha parecido interesante. La racionalidad por encima de la falta de argumentos, de la visceralidad y de la descalificación gratuita que usan algunos.

    ResponderEliminar
  6. ?Hay alguien en Cataluña,que no sea de origen de migración?.Esta señora,lo que la mueve es la discriminación racial,por la religión, no se da cuenta que rezan al único y verdadero Dios,que incluso las dos religiones la cristiana y musulmana tienen cosas en común, como los profetas,es una inculta y peligrosa,porque mueve al odio.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CARLES: UNA INVERSIÓN SEGURA DE 20.000 €

Lo contaban hoy en los medios. La candidatura Junts+Puigdemont se ha elaborado de una forma novedosa: a cada uno de los 20 primeros de la lista se les exigen 20.000 € y, a los siguientes, la mitad. A los afiliados al partido se les piden 3.000 para ayudar a la causa. Ser candidato por 20.000 € es algo así como reconocer que la elecciones son una inversión que se amortizará en breve. También es una invitación a sacar la mayor tajada posible durante los 4 años de legislatura y, por consiguiente, una invitación al mal. Nadie ha dicho nada de eso, ya nadie se asusta. A medida que los políticos abandonan la política (y por extensión la democracia) todo se ve normal y aceptable. Si usted está en el paro pero dispone de 20.000 puede llamar a Carles. A lo mejor puede hacer una puja, y quizás por algo más de 20 alcance uno de los primeros puestos, todo se puede hablar. El mismo Carles se entrevistó esta semana con la patronal en algún pueblo de Francia. Habló con Sánchez Llibre, antaño diputado

BARCELONA Y EL TIEMPO

Nací en esta callejuela de la foto. Entonces se llamaba Virgen del Pilar y hoy los nuevos tiempos la llaman Mare de Déu del Pilar. Y este soy yo, mirando los balcones de la fachada, 50 años después de haberme marchado de aquí. Salvo las fachadas, ya no reconozco nada. Un poco más arriba, tocando ya casi a la Calle Alta de Sant Pere (hoy Sant Pere més Alt), hay una librería de segunda mano muy pero que muy recomendable. Aquí estuvo la imprenta Bové. Eso me alegra. La librería mira hacia el pasado con dulzura y le hace un guiño semántico a la antigua imprenta. Compro un libro de Juan Eduardo Cirlot, de Siruela, para festejar esa buena nueva y luego lo regalo. Solo está en mis manos unos pocos segundos. Más tarde caigo en la cuenta de que la editorial Siruela todavía existe, aunque orientada hacia otra parte. No me asalta la nostalgia, contra toda previsión. Siento más bien algo ligero y tierno. Casi no queda rastro de la calle de mi infancia aunque cuando uno se detiene percibe olores y

ARAGONÈS TROLEA

Me sorprendió y no me sorprendió el uso del verbo "trolear" en boca de Pere Aragonès, Presidente de la Generalitat. Cada vez es más frecuente que los políticos hablen el lenguaje de la taberna, o els de las redes sociales, como si fuesen adolescentes cabreados. O el cuñado simplón, el que todo lo resuelve con dos frases facilonas y ocurrentes. "Trolear" es un anglicismo ( to troll , de los Trols de la mitología escandinava )  y Aragonès un firme defensor de las esencias catalanas, del idioma de Prat de la Riba y de Guerau de Liost. Pero no duda en acercarse al nivel de la barra del bar cuando se trata de conseguir un titular. Hubo un tiempo, hace años, en que fue noticia que un presidente del gobierno leyera las "Memorias de Adriano" de Yourcenar. ¡Qué tiempos aquéllos! No recuerdo ningún politico de los de ahora revelando sus lecturas. Es posible que todas ellas se limiten a frases de Instagram Ahora el titular es el troleo usado en una acepción errónea,