Ir al contenido principal

BALTASAR TRAE LLUVIA DE LA MANO DE LA VIRGEN


En "Solo los amantes sobreviven", cinta gótica romántica de Jim Jarmush, un vampiro que lleva tiempo en este raro sueño de los no-muertos pregunta nada más despertarse: "¿Ya empezaron las guerras del agua?".

En efecto, el agua es otro factor de desigualdad que produce tensiones, agravado por la sequía contumaz que se ceba en Cataluña. Hace muchos años, durante el tripartito de izquierdas en el gobierno autonómico, también hubo unos años de sequía. El Consejero de Medio Ambiente Francesc Baltasar, antiguo militante del PSUC, se encomendó a la Virgen María de Montserrat y le pidió lluvia con estas palabras: "Virgen, sabes que soy agnóstico pero si puedes hacer algo, hazlo". Conmovedor y catalán, amén de contener dos bellos decasílabos.

La anécdota provocó muchas risas en aquella Cataluña naíf del gobierno de Maragall. Un comunista rezando ante la Moreneta es algo muy gracioso en este supuesto país. El comunismo catalán siempre tuvo mucha debilidad por la Iglesia, con una visión del Jesucristo de los pobres que le convertía en un líder protosocialista allá en la remota Galilea. Si Jesucristo era de familia pobre, se argumentaba, era uno de los nuestros. Olvidándose de que Bakunin, por ejemplo, era hijo de una familia riquísima con tierras y más de mil siervos. O de que Benito Mussolini tuvo una infancia y una juventud muy pobres.

Dato curioso: tras su paso por el gobierno regional y los rezos, Baltasar cruzó la puerta giratoria y se instaló como consultor en Agbar, la empresa privada que gestiona el agua catalana. El giro nos hace volver a la plegaria que le dedicó a la Moreneta: ¿qué le pidió, en realidad?

Las penas nos obligan a ladear la cabeza y mirar al cielo, a ese cielo metafísico habitado por divinidades indiferentes que prometieron. Prometer solo lo pueden hacer los poderosos, y a los de abajo no nos queda otra que recordarles que somos buenos y que nos merecemos lo prometido. Al niño gamberro el padre le promete su juguete preferido el día 6 de enero a cambio de que se porte bien. Por ese motivo el niño empieza su carta al rey Baltasar con la frase: "Me he portado bien y merezco...".

Yahvé prometió la tierra al pueblo de Israel, pero el pueblo de Israel consiguió la tierra a base de cañonazos y bombas de fósforo blanco, harto de esperar el cumplimiento de la promesa divina. Pero ese es otro asunto. El capitalismo nos promete el crecimiento económico infinito y así andamos todos, creyendo que con nuestra buena conducta lograremos ser cada vez más ricos y más felices, nadando en una bañera futura llena de dólares, como el Tío Gilito.

Debe ser por eso que soñamos el fin del mundo en vez del fin del capitalismo. Puede que prefiramos la extinción antes que la quiebra del sistema. Fíjense ustedes en que, incluso en las películas apocalípticas, los supervivientes siguen en la economía de mercado tras la hecatombe. Siguen creyendo en la promesa. No es tan raro, pues, que un comunista catalán le ruegue lluvia a una virgen de madera. Una vez como asesor en Agbar, Baltasar prefirió la mejora salarial para sí mismo. Promesa cumplida. Y los embalses ya los llenará Tláloc, el dios de la lluvia náhuatl.


Comentarios

  1. No solo el dios de la lluvia llora sobre México, también por estos lares, aunque en amplias zonas de Europa, según cuentas las crónicas televisivas, estos días sea castigo por su exceso. Cualquier día no se libran los Päisos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lluvia está muy mal repartida. En Europa central les sobra lluvia. Igual las vírgenes centroeuropeas son más eficaces que la Moreneta.

      Eliminar
  2. Si hay un pueblo en quien porfiar la llegada de la lluvia, este es el Cherokee. Posiblemente, la cultura catalana y la de este pueblo nativo de EE. UU. estén en las antípodas, y quizá por ello, no sabría decirlo con rotundidad, aquí sólo dancemos la Danza del Ibex.
    Con la primera sería probable que cayeran algunas gotas, no puedo aseverarlo, si puedo decir que con la segunda sólo hay secano.
    Salut

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HABLE (Y ESCRIBA BIEN) EN CRISTIANO

Sabrán ustedes que la Generalitat de Cataluña se empeña en mantener la lengua catalana con oxígeno en vena y desfibriladores en cada esquina. Sabrán que, asociada con la Plataforma per la Llengua, procede a una rigurosa vigilancia de la lengua que usa la ciudadanía y, en especial, los trabajadores públicos. Es conocida, por bochornosa, la vigilancia en los patios de las escuelas. También es conocido el numeroso voluntariado que, por idealismo patrio, dedica parte de su vida a la labor de investigación, denuncia y amonestación en vivo o en las redes, y que señala a los malos patriotas o, simplemente, a la ciudadanía que les gustaría expulsar del mapa. Que se'n vagin! Sin embargo, la realidad resiste tal como suele hacerlo. Si hace 60 millones de años un enorme cometa pretendía terminar con los dinosaurios, resulta que solo se cargó a los mastodontes. Pequeños y medianos campan tan panchos, por aquí entre nosotros. (Quizás no se les ve muy felices, pero aquí están con sus trinos y su

EL FRACASO MORAL CATALÁN

The Objective, 2021 Con pocas horas de diferencia he escuchado a Marta Rovira y a Josep Rull. En ambos hay algo extemporáneo. Rull habla de la potencia simbólica de su nombramiento como presidente del Parlamento regional tras pasarse unos años engrilletado (sic). Rovira, de un país del que conoce sus verdaderas necesidades. Creo los dos solo pretenden mantener sus propios privilegios, sus cuotas de poder bien repartidas. El nacionalismo catalán no sale del feudalismo, ahora más tecnológico. Los años del procés nos habituaron a este lenguaje abstracto sobre entidades predemocráticas: la nación, el pueblo, las esencias, la lengua propia . Quizás ahora le han añadido los trenes, más que nada por nombrar algo tangible. ¡Los trenes! Si ustedes conocen los Ferrocarriles de la Generalitat sabrán quienes viajan en esta línea, y también deberían saber quien viaja con Renfe. Hablamos de las dos líneas, casi paralelas, que van de Barcelona hacia el Vallès (Terrassa, Sabadell). Renfe transita Badi

UNA LLENGUA PERVERTIDA

Fa anys que escric en castellà en aquest blog. Fou el fruit una decisió pensada, tot i que també el resultat d'una reacció. No obstant això, la meva llengua materna és el català. No tan sols això: el català és la llengua que intento ensenyar cada dia a l'alumnat, des de fa molts anys. La meva professió, allò al qual dedico hores i esforç. A un alumnat d'altres llengües maternes. I els asseguro que no és fàcil ni agraït. I no tan sols això: gairebé tot el que he publicat en paper ho he fet en llengua materna. Seria absurd imaginar que sento odi per l'idioma en què em parlava la mare. No odio el bressol. Si li trobo més o menys plaer a la vida és una altra qüestió, això tampoc no és fàcil en aquest món. Però tenir el català com a llengua materna no m'identifica més que tenir els cabells negres (ara grisos), els ulls marrons o un lleuger dolor al genoll dret. M'ha tocat així i ho accepto i ho estimo en aquesta mesura. No aniria a una guerra dels que sentim dolor al